Seminario Permanente "Las elecciones 1/J/2018" ¿Dónde quedaron los partidos

Representantes políticos debaten en el Foro Castalia sobre la jornada electoral del 1 de julio en la mesa “¿Dónde quedaron los partidos?” del Seminario Permanente: las elecciones 1-J-2018, organizado por el Instituto Ortega y Gasset de México en conjunto con el Seminario de Cultura Mexicana.

La mesa, moderada por la periodista Vianney Fernández, tuvo como integrantes a Beatriz Pagés Rebollar, referente del periodismo y de la política, en representación del PRI, a Juan Carlos Romero Hicks, representante del PAN y electo Diputado Federal por el Distrito 4, a Ulises Ruíz Ortíz, Gobernador de Oaxaca del 2004 al 2010 y representante del PRI, a Camerino Márquez Madrid, Consejero Nacional del PRD y Diputado Federal en la IX Legislatura, y a Luis Castro Obregón, Presidente Nacional de Nueva Alianza.


Márquez Madrid fue el primer invitado en tomar la palabra para destacar el esfuerzo de su partido, el PRD, en la lucha por democratizar el régimen político en México y reconocer el triunfo de Andrés Manuel como un actor político importante en la transformación del régimen de muchos movimientos políticos y sociales a lo largo de los últimos 50 años.


"Morena como partido es la suma de muchos actores, incluido el PAN. Hay una mezcla de candidaturas que lo forman, pero quien hace el efecto es López Obrador”. Fenómeno que para el candidato del PRD se podría traducir en el “peligroso regreso de un partido único y hegemónico que acabe en un modelo centralista y autoritario”.


Como autocrítica declaró que el PRD tenía que “reconocer sus equivocaciones y ser una oposición responsable. Empoderar a la ciudadanía. Cambiar el modelo económico y combatir la corrupción".


Por su parte, Romero Hicks destacó la pérdida de valores en las instituciones, la pobreza y desigualdad, la inseguridad y la corrupción como los canceres que están matando al país. Confesó que su preocupación “era la soberbia que empieza a exhibirse que un partido hegemónico de Estado, donde la ocurrencia y la aleatoriedad han sido parte de exhibiciones de las dos últimas semanas”. Y reconoció que su partido debía hacer un ejercicio interno de humildad, de sensibilidad, de inclusión y de sentido común.


Pagés reconoció a su partido como uno de los derrotados después del 1 de julio y afirmó que los partidos que “no asuman la derrota de estas elecciones están fuera de la realidad”.


A la pregunta que daba nombre al Seminario respondió que “los partidos, sobre todo las grandes fuerzas tradicionales, se habían quedado en la luna después de un poderoso knockout por parte del electorado y de la ciudadanía”. Decisión respetable de las elecciones, pero con peligrosas implicaciones para la democracia y el equilibrio de poderes. “El debilitamiento del PRI del PAN y del PRD no puede leerse al margen del hecho de que Morena tenga el control absoluto del congreso Federal. Y esto le va a permitir hacer lo que quiera, una tentación inmediata será la idea de redactar y aprobar una nueva constitución, donde solo se exprese un proyecto unipersonal”. Pagés fue rotunda al señalar como causante del fracaso de los partidos a una crisis de representación, donde el electorado se dejó de sentir representado por los políticos.


“Los partidos se convirtieron en emblemas de corrupción, se quedaron vacíos de ideas, de contenidos. Los partidos se convirtieron en estructuras burocráticas sin cerebro y sin espíritu que concluyeron en un liderazgo populista con todo eso que implica para la democracia”, declaró la priista.


Desde la perspectiva de Luis Castro, fue el modelo de desarrollo económico el responsable de generar las condiciones que llegaron a un límite y un déficit que se hizo insostenible. “La exclusión del desarrollo ha sido determinante en las democracias occidentales. Y por eso ganó Andrés Manuel de manera indiscutible”. Según el Presidente nacional de Nueva Alianza, lo que debe centrar la actualidad son los planteamientos en torno a “mejorar la democracia mexicana y garantizar que en esta cuarta transformación se mantenga el ejercicio de nuestras libertades y de nuestros derechos”.


Ulises Ruíz Ortíz estuvo de acuerdo con Pagés en afirmar que el único partido que ganó fue Morena. “Arrasó López Obrador porque supo leer el hartazgo de la ciudadanía, por una situación en la que casi de la mitad de la población vive en pobreza. Los partidos deben revisarse al interior. Algunos ya sabíamos dentro del partido que teníamos que cambiar nuestras prácticas” criticó el que fue Gobernador de Oaxaca.


Ruíz Ortíz fue rotundo al afirmar que el fracaso de su partido “lleva un nombre claro nombre y apellidos: Enrique Peña Nieto, que causo un 80% de rechazo". Criticó errores en campaña, en la estrategia, en la selección interna, así como la falta de democracia interna y de consultas del partido. Además, declaró no reconocer a Claudia Ruíz como Presidenta del partido "al menos hasta que se realice una asamblea que la legitimice”. “Quieren refundar al PRI los que refundieron el PRI.


Como propuesta animó al propio PRI a dirigirse hacia los procesos abiertos y devolver el partido a los militantes. “Que el presidente llegue a la presidencia con los votos de la base militante y simpatizante. Necesitamos recuperar los principios del PRI y su orgullo”.


La próxima mesa del Seminario Permanente tendrá lugar el 2 de agosto con la Mesa: Instituciones Electorales en el Seminario de Cultura Mexicana.



Visualice el video completo aquí:



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Convenios